I have genital warts on my vagina. Is it OK to put Vaseline on the warts? Is it OK to hug my cousin that is 8 months pregnant?

Thank you for your question. Genital warts appear following direct skin to skin contact during vaginal, anal, or oral sex with someone who may be infected with the Human Papillomavirus (HPV). HPV is one of the most commonly diagnosed sexually transmitted infections (STI) and anyone can get it! Make sure you use a condom every single time you have sexual intercourse and talk to your health care provider (HCP) about the HPV vaccine. Also, you should talk to your HCP, before you begin using Vaseline. Only your HCP can properly treat your genital warts and you should never use any over-the-counter products to treat the warts. It’s also important that you speak with HPC before treatment to make sure you have genital warts verses pimples, because the two are often confused.

It is totally OK to hug your pregnant cousin. Genital warts can’t be passed to someone else through hugs, kisses, swimming, or utensil sharing. However, anytime you touch the warts be sure to wash your hands for at least twenty seconds with soap and warm water to prevent accidentally spreading them. If you have any questions or concerns, speak with your health care provider.

My mom says we aren’t getting our flu shots this year because we’re going to be staying home, but I still want to get the shot. Should I not get the shot? How should I confront my mom?

Thank you for the question. The situation with your mom sounds challenging and stressful. Understandably, it’s frustrating for teens who want the ability to make their own decisions about their health care, but can’t due to either their age or state laws. It might also be a challenge if the teen’s choice is different from that of their parent(s), such as it is in this situation. However, many parent(s) are surprised to learn that their teen wants to make their own medical decisions after the fact, meaning their teen doesn’t share their preferred decision with their parent(s).

If you haven’t already, start a conversation with your Mom about the flu shot. Let her know your thoughts and feelings about wanting to get a flu shot, despite your plan to quarantine due to COVID-19.  If your family (before COVID-19) usually received a flu shot, she might be more receptive to taking you about the flu shot, if she knows you want one! If speaking with your mom isn’t an opinion, all hope is not lost, you may have other options.

Depending on where you live, you many need to have a flu vaccine even if your parents don’t want you to. In the United States, some states have signed a flu vaccine mandate, meaning if you attend school (public, virtual, or private) in that state, you must receive a flu vaccine to attend school. If your state does not have a vaccine mandate and you don’t feel comfortable having a conversation with your parent(s), ask to speak to your health care provider (HCP) for a few minutes alone at your next appointment. Share with your HCP about your interest in receiving the flu shot this but that your Mom is hesitant to get you one. Your HCP might be helpful in convincing your Mom to get one. Good luck! Stay Healthy!

 

MRKH: Tus Sentimientos Sobre MRKH

MRKH butterfly in handsEs probable que tus sentimientos sobre MRKH cambien a medida que envejeces y maduras. Al principio, muchas mujeres jóvenes dicen que no pueden pensar en nada más la mayoría del tiempo, particularmente después de enterarse de su diagnóstico. Es natural. Tienes que asimilar, experimentar y comprender información nueva sobre tu cuerpo y futuro en muchos niveles. A menudo, durante el proceso de dilatación o cuando se termina y se practica mantenimiento semanal, se puede sentir que es una carga o tarea. Pero mientras una mujer pasa por sus años 20 y más y su vida se llena con universidad, una carrera, relaciones nuevas, viajes y pasatiempos, mujeres a menudo informan de un cambio de cómo piensan en y opinan de MRKH o si todavía piensan en ello. Con el tiempo, la mayoría de las mujeres aprende a ver a MRKH como una parte pequeña de su vida, como cualquier afección médica crónica que tenga opciones de tratamiento, y la vida continúa con ciertos ajustes. Se le conoce a veces como establecer una “normalidad nueva”. A veces pasa naturalmente y a veces puede ser útil hablar con un consejero o terapeuta para ayudarte a llegar a este punto de tu vida. En cualquier caso, tener MRKH no debe definir ni quién eres ni quién quieres ser como una adulta, madre o profesional. No tienes que limitar tus expectativas o metas personales.

Seguir adelante…

Habrá tiempos, particularmente durante eventos sociales como fiestas para bebés futuros, reuniones familiares o incluso momentos casuales con amigos, en los que la conversación naturalmente se acercará a problemas de fertilidad, hijos o planes para hijos en el futuro. Trata de prever lo que te podrán preguntar y practica tus respuestas. Por supuesto, no puedes hacer planes para cómo te sentirás “en el momento”. Recuerda que tienes derecho a cómo te sientes y cómo reaccionas. Después de todo, es tu cuerpo, no les debes una explicación y lo que eliges decir debe ser tu decisión. Solo recuerda que, si alguien no sabe tu historia, es probable que no sea consciente de cómo sus palabras pueden afectarte.

Momentos irritantes: La mayoría de las adolescentes y mujeres con MRKH ha tenido momentos irritantes— momentos en los que algo provocará tus emociones. Por ejemplo: es completamente normal sentirte inquieta o triste cuando te enteras de que una amiga o pariente está embarazada o sentirte vulnerable, triste o incluso enojada cuando alguien te pregunta inocentemente por tus planes de tener hijos. Cuando eras una adolescente, puede que te hayas sentido ansiosa cuando una compañera de clase te preguntó si tenías un tampón o una compresa para prestar. Tal vez te hubieras sentido triste cuando tu hermana menor comenzó a menstruar. Ojalá que pudieras aprender a manejar tus respuestas y sentimientos durante esos momentos con la ayuda de tu sistema de apoyo.

La realidad de tener MRKH es aceptar el hecho de que situaciones se presentarán en tu vida joven y más allá que serán irritantes y estresantes. Puede ser muy útil prever qué circunstancias podrían ser difíciles para que puedas preparar una respuesta. También es importante validar tus sentimientos y darte tiempo para sentir las emociones cuando surgen. Muchachas y mujeres con MRKH nos han dicho que unas de las experiencias que parecen particularmente incómodas y a veces estresantes incluyen:

  • Cuando otras mujeres hablan de embarazarse y cuando personas hacen preguntas como “¿Cuándo vas a formar una familia?”
  • Situaciones médicas en las que se te pregunta: “¿Cuándo fue tu último periodo?” o “¿Cuántos años tenías cuando te llegó tu primer periodo?”
  • Tener que explicar MRKH a proveedores de servicios médicos.
  • Comentarios “bienintencionados” pero insensibles de personas sobre las ventajas de no tener periodos: “¡Al menos no tienes que tratar con cólicos!”
  • Comentarios bienintencionados pero inapropiados de personas que tratan de hacerte sentir mejor por decir algo como “Al menos podrás mantener tu figura”.
  • Recibir anuncios de bebés, invitaciones a fiestas de bebés, bautizos o ceremonias de nombramiento o circuncisión.

Aunque elijas tener hijos con una portadora gestacional o por la adopción, algunas personas pueden provocarte por hacer preguntas intrusivas sobre tu experiencia del parto. Entonces, es muy útil tratar de prever las preguntas y tus respuestas cuando sabes que podrías afrontar una situación que potencialmente pueda ser incómoda y/o estresante emocionalmente para ti.

I recently became friends with a new classmate. I really like them, but they constantly ask me to send dirty (nude) pictures. I did send one and now I feel really guilty. Is it OK to send a picture of myself in my bra and underwear? How can I get my friend to stop asking for these pictures?

Great question! For starters, if your friend or partner is worthy of your friendship, then they shouldn’t be pressuring you into doing something you don’t feel comfortable doing. If you tell your friend or your partner, “No, I am not comfortable doing that.” then you shouldn’t have to tell them again. A good friend or partner will accept and respect your response. They shouldn’t make you feel bad for saying “No” either! No one owns your body. You and only you can make decisions about who sees your body (if anyone at all), what they see of your body, and when they see parts of your body. If your friend or partner can’t support you in your decisions about your own body, then they simply aren’t worth being your friend.

Remember, it’s never a great idea to share photos that you wouldn’t want your parents or grandparents to see. For some teens, this might include photos of them shirtless with boxers or in a bra or panties. Even if you think you know who and where you’re sending your photos, they might end up in the wrong hands. Once your pictures have been sent (even through text messages or Snapchat) there is no way to get them back. It’s important to mention, that sending inappropriate pictures through text messages or social media may be illegal in some states. Rule of thumb, listen to your gut, if you think it’s a bad idea and one that makes your uncomfortable, say no. Your true friends will stay true no matter what you say.

I’m really concerned, depressed and scared at the state of the world and what my life is turning into, with the coronavirus and wildfires and all the violence and hate in the world and it’s really hurting my mental health. I’m terrified of going back to school in-person with the coronavirus and being infected with something that I could bring home that could kill my family. I had 2 panic attacks this week because I thought school was happening in-person. I’m feeling really really anxious and depressed, and I feel like there’s no hope. I don’t know what’s happening except that it’s bad. What can I do to cope with it all? Please help!​

depressed girlThank you for your questions; there is certainly a lot happening in the world and a lot of people are experiencing similar thoughts and feelings. While it can be so normal to worry when there are scary things happening, other times this worry and anxiety can affect your life.

When you’re feeling overwhelmed, it can be helpful to:

  • Set limits. Limit how much you’re hearing and talking about the things that make you anxious and depressed. For example, you may want to choose to spend time away from social media and/or news sites for a little while.
  • Check your sources. Make sure that when you are getting information, you are doing so from a trusted, reliable source.
  • Check in with yourself throughout the day. If you notice you’re feeling worse, try doing something you enjoy. This can be a small, nice way to do self-care (or take care of yourself).
  • Reach out to a trusted adult. This can be a parent, caregiver, or other trusted adult (such as a coach, teacher, or relative). Letting them know how you feel is another good step to take when things are feeling like they’re getting to be too much to manage.
  • Talk to your health care provider. They may have other suggestions, including local resources, therapy, and/or medicines.

If you ever feel suicidal or feel like hurting yourself, it’s really important to reach out to an adult you trust and let them know how you’re feeling. Other helpful resources that are available 24 hours per day, 7 days per week:

  • Crisis Text Line – You can text 741-741 to get free support from a trained volunteer Crisis Counselor.
  • National Suicide Prevention Lifeline – You can call 1-800-273-8255 or go online and chat at suicidepreventionlifeline.org/chat/
  • Local Emergency Services. If you are in the United States, you can also call 911.​

MRKH: Hablar con tu Pareja Sobre MRKH

MRKH butterfly in handsLa mayoría de las mujeres jóvenes con MRKH en algún momento afrontará la decisión de si, cuándo o cómo va a informar a su pareja romántica de su MRKH. La decisión de hablar a tu pareja de tu diagnóstico es completamente tu propia y no hay una serie de reglas que funcione para todas las mujeres, en todas las circunstancias. Compartir algo íntimo con una pareja debe basarse en la confianza, la comunicación, el cariño y la posibilidad de un futuro juntos, pero cada encuentro romántico y sexual no tiene todos estos componentes. Depende de ti usar tu buen juicio para determinar si esto es lo correcto y cuándo.

¿Decir o no decir?

Si informas a tu pareja o no dependerá de varios factores. Ante todo, es importante que confíes en tu pareja con información personal y que tu pareja haya demostrado que en general te apoya emocionalmente. Compartir esta información podría hacerte sentir vulnerable y querrás saber que tu pareja respetará tus sentimientos. Si estás saliendo con alguien con quien podrías pensar en criando a un hijo en el futuro, es posible que elijas tener una conversación más pronto que tarde sobre tu MRKH para hablar de tus opciones de fertilidad. Finalmente, si tú y tu pareja están pensando en una relación sexual y ya no has decidido crear una vagina (con dilatación o cirugía), será importante que tu pareja sea consciente de tu anatomía para que no cause dolor o incomodidad por accidente. Si has creado una vagina, recuerda que tu pareja no sentirá nada diferente, así que tendrás la elección de hablar de tu diagnóstico o no.

¿Cuándo es el tiempo correcto?

Aunque no hay un momento correcto o incorrecto para tener esta conversación, querrías considerar el nivel de confianza y intimidad que tú y tu pareja han desarrollado antes de decidir compartir tu diagnóstico. Algunas mujeres deciden compartir esta información al principio de una relación porque piensan que es demasiado difícil guardársela. Otras mujeres eligen esperar meses o incluso años antes de estar listas para compartir esta información muy personal. Solamente tú puedes decidir cuándo te sientes cómoda para hablar con tu pareja sobre tu MRKH y eres la mejor juez de cuándo tu pareja está lista para oírlo. Por mucho que tu MRKH te afecta, será importante reconocer que afectará a tu pareja también y es posible que necesite tiempo para amoldarse a lo que le has dicho. Podría tener muchas preguntas sobre lo que has compartido, entonces considere informarle cuandoquiera que estés lista para contestar las preguntas posibles.

¿Cómo lo hago?

Otra vez, la mejor manera de compartir esta información con tu pareja depende de ti y tu nivel de comodidad. Algunas mujeres eligen compartir todo de su MRKH inmediatamente, mientras otras eligen revelar gradualmente más información con el tiempo. Por ejemplo, si no has creado una vagina por dilatación o cirugía, es posible que desees decirle que naciste con una vagina incompleta temprano en la relación, pero luego esperes antes de hablar del impacto del diagnóstico en tu fertilidad futura. Alternativamente, algunas mujeres podrían sentirse más cómodas compartir que tienen un útero ausente, pero quieren esperar antes de decir que tienen una vagina incompleta a su pareja. Ten en cuenta que, si no has recibido tratamiento, es posible que una pareja sexual necesite saberlo para no causarte dolor involuntariamente. Si crees que sería útil, podría considerar imprimir está información sobre MRKH para tu pareja.

Finalmente, recuerda que no estás sola. Puede ayudarte mucho hablar con otras mujeres con MRKH para escuchar a cuándo y cómo han tenido conversaciones similares con sus parejas. Tu equipo de atención médica también es disponible para contestar cualquier pregunta que tengas o para hablar contigo sobre tu decisión. Últimamente, el aspecto más importante de esta decisión es que te sientes cómoda y segura de ti misma en tener esta conversación con tu pareja. Ten en cuenta que la sexualidad solamente es una parte de una relación completa y sana y compartir esta información con tu pareja puede resultar en una conexión más sincera, profunda y íntima donde ambos pueden ser abiertos a hablarse de sus sentimientos, deseos y necesidades. Es probable que tu pareja se sienta honrada de que tú confiaste bastante en él(/ella) para compartir esta información. Probablemente darás un suspiro de alivio por ya no sentir como es un secreto.

¿Qué pasa si no sale bien?

Aunque estas pautas pueden ayudar que el proceso de compartir tu diagnóstico con una pareja va sin problemas, puede ser difícil predecir como la conversación se desarrolla en realidad. Puede haber algunas situaciones donde, a pesar de tus mejores esfuerzos, la discusión no va como se planeó. Recuerda que la reacción inicial de tu pareja viene de un lugar de sorpresa o tal vez conmoción y puede que los sentimientos o pensamientos que expresa inmediatamente no sean los mismos que siente después de tener tiempo para comprender la información. Después de todo, tú has tenido tiempo para preparar exactamente lo que quieres decir a tu pareja, pero tu pareja no ha tenido no tiempo para preparar su respuesta. Entonces, es importante darle tiempo y espacio para absorber lo que has contado y organizar sus pensamientos al respecto. Requiere un cierto nivel de madurez para que un adulto comprenda y procese información médica. Desafortunadamente, es posible que te haya puesto en contacto con algunas personas que son críticas o que no han tenido experiencia manejar problemas médicos; puede que la reacción de estas personas no sea de apoyo o justa. Si encuentras que tu pareja te hace sentir mal o no puede apoyar a ti o tu MRKH, sabe que vales más que lo que tu pareja puede ofrecerte. Mereces estar con una pareja que te ama y que te acepta por quien eres en cada aspecto y VAS a encontrar a esta persona. Mientras tanto, tienes acceso a una comunidad de mujeres que comparten tu diagnóstico y que te apoyarán mientras proceses tus sentimientos sobre el MRKH en diferentes puntos de tu vida.

Can you help me be less insecure? I’ve seen many other female bodies and cry about how much better they look compared to mine. I don’t want to feel like that anymore.

Thank you for your question. It can feel so tough when we start comparing ourselves and our bodies to other people, especially when we see such unrealistic/filtered images from social media. Something that can be helpful could be to think about who you are comparing yourself to and perhaps seeking out more body-positive accounts on social media. Another thing to do can be to focus some special attention on the non-appearance related things you do like about yourself; make a list and post some of them on your walls or mirror if it would be helpful to see it all written out! Finally, talking to a parent or other trusted adult can be a way to express how you’re feeling and get someone else’s thoughts about what might help; if these feelings are getting in the way of your life or making you feel really badly, seeking out support from a therapist may be a good idea as well.