Remote learning is making me incredibly stressed, sad, miserable, furious, bipolar, and depressed. Sometimes even suicidal. How should I cope?


Thank you so much for your question. Remote learning can be a challenge, and there is a lot going on right now that can make it feel hard to cope – you’re definitely not alone in feeling this way! Reaching out about how you’re feeling was a great step to take.

Lots of different things can be helpful to people when they’re feeling stressed, sad, or angry, so you might want to try out a few things and see what feels right for you. To start with, you could think about what you’ve done in the past when you’ve felt anything similar – for some people, this might include favorite hobbies, reaching out to and talking with people you care about, or doing something relaxing.

Depending on what it is about remote learning that is bringing up these feelings for you, there are a lot of other things you could also do. If you find that you’re struggling with school and class-related stress, you can reach out to your teachers to let them know what you’re having trouble with. If you’re having a hard time with not being able to see your friends and classmates, setting up a time to hang out and catch up over Zoom or other virtual platform can be a great way to stay in touch or reconnect.

No matter what the cause, it can be a good idea to talk with a trusted adult in your life about starting therapy if you’re finding that these feelings stick around, feel hard to handle, or just to get some more support – lots of people go to therapy and it can be a great resource to have at times like this!
You mentioned that sometimes you have suicidal feelings as well – thank you for reaching out to ask about this, doing that shows a lot of courage. When you’re feeling suicidal or thinking of hurting yourself, it’s really important to reach out to an adult you trust and let them know how you’re feeling. You can also reach out to Crisis Text Line at any time, 24/7, by texting 741-741 to get free support from a trained volunteer Crisis Counselor. If you prefer to talk on the phone or by online chat, the National Suicide Prevention Lifeline can be reached 24/7 at 1-800-273-8255 and https://suicidepreventionlifeline.org/chat/.

MRKH: Preguntas Frecuentes

MRKH butterfly in handsSi no tengo un cuello del útero, ¿necesito una citología anual (prueba de Papanicolau)?

Es verdad que se hace una citología para detectar el cáncer cervical, pero el examen también puede detectar el cáncer vulvar y vaginal. Entonces, la mayoría de los ginecólogos recomiendan que tengas una citología anual de la vagina a partir de los 21 años.

¿Requiero un examen ginecológico anual?

Sí. Deberías tener un chequeo anual que incluye un examen pélvico o ultrasonido pélvico para que tu médico(/a) de cabecera o ginecólogo(/a) adulto(/a) pueda examinar sus ovarios, vagina y vulva.

¿Tengo que recibir la vacuna contra el VPH?

Sí. Por lo menos 1 en cada 2 mujeres jóvenes que son activas sexualmente ha tenido una infección genital por VPH. La vacuna contra el VPH protege a todas las mujeres que están vacunadas contra ciertos tipos del virus del papiloma humano. Hay tres vacunas diferentes contra el VPH. Gardasil® protege de cuatro tipos del VPH que causan verrugas genitales (tipos 6 y 11) y cánceres cervicales, vaginales, vulvares y anales (tipos 16 y 18). Cervarix® protege de dos tipos (16 y 18) y puede ofrecer protección contra tipos 31 y 45. Finalmente, Gardasil® 9 protege de tipos del VPH 6, 11, 16, 18, además de 31, 33, 45, 52 y 58. Desde mayo de 2017, Gardasil® 9 ha sido la única vacuna contra el VPH que es disponible en los Estados Unidos. Otros países todavía usan Cervarix® y Gardasil®. Si eres activa sexualmente, has tenido algún contacto sexual o estás pensando en tener contacto sexual, la protección mejor es evitar el contacto sexual hasta que estés vacunada. Aunque no tienes un cuello del útero, todavía estás en riesgo de verrugas genitales y cáncer vulvar o vaginal si o cuando te vuelves activa sexualmente, como cualquier otra mujer.

¿Por qué podría tener dolor pélvico (del vientre) alrededor del mismo tiempo cada mes?

En general, algunas mujeres saben cuando ovulan (crean un óvulo) cada mes porque sienten algo de incomodidad o una punzada en la parte baja de su vientre. La mayoría de las veces, este dolor ligero no es nada grave; es a causa de la ovulación normal. Algunas mujeres con MRKH pueden tener un útero minúsculo que se llama un “remanente uterino” o “cuerno uterino”. Este tipo de útero o matriz no es bastante grande para estar embarazada, pero a veces puede causar dolor pélvico si la sangre gotea en la cavidad pélvica. Si ese es el caso, tendrás que tomar pastillas hormonales (pastillas anticonceptivas) continuamente para parar la hemorragia hasta que una especialista de ginecología extirpe el útero minúsculo.

¿Es dañino esperar a crear una vagina hasta que sea mayor?

La elección de recibir tratamiento, cómo, cuándo, etc., DEPENDE DE TI. Como otra decisión importante, es esencial que obtengas toda la información antes de tomar la decisión de recibir tratamiento. ¡Recuerda que puedes crear una vagina EN CUALQUIER MOMENTO o no y aun así te sientes completa!

¿Cuándo debería informar a mi pareja sobre MRKH?

No hay una serie de reglas que funcione o sea apta para todas las mujeres, en todas las circunstancias. Compartir algo intimado con una pareja se deber basar en la confianza, el cariño y la posibilidad de una futura juntos, pero cada encuentro sexual no tiene estos tres componentes. Depende de ti usar tu buen juicio. Ya que tener MRKH viene con complicaciones de la fertilidad, algunas mujeres que quieren ser madres en algún momento pueden optar por tener una conversación con su pareja más pronto que tarde para que puedan hablar de sus opciones. Puede ser muy útil hablar con otras mujeres que tienen MRKH para aprender cómo ellas han tenido conversaciones similares con sus parejas.

¿Podré tener una vida sexual satisfactoria?

SÍ. La mayoría del placer sexual y orgasmo viene de estimulación al clítoris o coito y penetración vaginal puede mejorar la sensación. Ten en cuenta que cada mujer, sin importar su edad, sus problemas de salud o sus preferencias de pareja íntima, experimenta estimulación sexual y sensibilidad en diferentes maneras. Descubrir lo que disfrutas sexualmente es un proceso que evoluciona por toda su vida. Por lo tanto, todas las mujeres se animan a explorar su sexualidad consigo mismas y con su(s) pareja(s) para aprender lo que se siente cómodo y placentero. Tener MRKH no afecta tu placer sexual o tu capacidad de tener un orgasmo.

¿Si recibo tratamiento, se parecerá diferente mi vagina a mi pareja?

No. Después de crear una vagina usando dilatadores o cirugía, nadie sabrá que naciste con una vagina incompleta. Tu pareja no podrá sentir una diferencia.

¿Tendré dolor durante relaciones sexuales?

Si tienes relaciones sexuales vaginales antes de que se cree tu vagina usando dilatadores o cirugía, el sexo probablemente será muy doloroso. Puede causar un desgarro en tu vagina y hemorragia. Se puede crear una vagina con sexo, pero viene con riesgos y suele ser muy incómodo. Típicamente, las mujeres no sienten dolor con relaciones sexuales después de terminar tratamiento con dilatadores. Si sientes cualquier incomodidad después de tratamiento, es posible que tengas que usar un lubricante como K-Y Jelly antes del coito vaginal.

¿Todavía puedo contraer infecciones de transmisión sexual?

¡SÍ! Por favor, recuerda que siempre deberías usar protección de barrera como un condón femenino o masculino cada vez que tienes sexo para prevenir VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS).

¿Es necesario que tenga relaciones sexuales para mantener mi vagina abierta?

No. No deberías sentirte presionada a tener relaciones sexuales hasta que estés lista. Puede impedir que tu vagina se haga más pequeña usando el dilatador más grande o un vibrador solamente una vez cada por semana por 15-20 minutos. Cuando tienes sexo o otros tipos de penetración vaginal regularmente (1 o más veces cada semana), ya no tienes que usar el dilatador.

¿Qué podría impedirme tener un orgasmo?

El orgasmo es el resultado de estimulación sexual que es una combinación de placer emocional, psicológico y físico. Hay muchas razones por las que mujeres no tienen un orgasmo en cualquier momento, pero no hay nada que directamente sean relacionadas con tener MRKH. Experimentar un orgasmo es un proceso muy personal y supone llegar a conocer tu cuerpo y tus respuestas cada vez que estés estimulada. Hay muchas distracciones que impiden que una mujer tenga un orgasmo (o acabe), como estar cansada, tener sentimientos negativos de tu cuerpo, ambivalencia hacia tu pareja o no “estar de humor”, etc. Muchas mujeres encuentran que el proceso de estimulación es tan excitante como el orgasmo en sí. Tu sexualidad y respuestas se desarrollarán por tu vida.

Hay diferentes cosas que pueden ayudar:

  • Habla de cualquier preocupación que tengas con tu pareja: ¡la comunicación es la forma de intimidad más poderosa!
  • Usa un lubricante como K-Y Jelly.
  • Aprende a tensar y relajar tus músculos pélvicos, también llamados ejercicios de Kegel. Estos músculos se contraen durante un orgasmo.
  • Aprende qué tipo de estimulación te excita y cómo disfrutar de tu cuerpo y compartir esta información con tu pareja.
  • Habla con tu equipo ginecológico si tienes preguntas o preocupaciones.

¿Cómo puedo saber si tengo que hablar con un(a) consejero(/a)?

Ponerte abrumada o angustiada por una situación es muy común para todos en algún momento u otro. A veces, los síntomas de depresión o ansiedad parecen inmanejables y en ese caso, la terapia podría ayudarte a abordar estos síntomas. Hay diferentes tipos de terapistas (trabajadores sociales clínicos, psicólogos, consejeros de salud mental, etc.) además de terapias (cognitiva conductual, psicodinámica, de conciencia plena, etc.), pero la meta es la misma: ayudarte a manejar tu vida y problemas con más facilidad. Si te encuentras al principio de sentirte abrumada o preocupada por algo, cuanto antes pedir ayuda, mejor. Puedes preguntar a tu médico(/a) de cabecera, enfermero(/a) o ginecólogo(/a) para un volante o buscar ayuda por tu centro de consejería escolar (si asistes la universidad), un(a) amigo(/a), familia o clero. Si alguna vez tienes pensamientos de autolesión, contacta a un(a) amigo(/a) o pariente leal inmediatamente y ve a la sala de emergencia más cercana para asegurar tu seguridad.

My mom is insisting I go see a gynecologist. She really wants me to see our ‘family’ gynecologist, but he’s male and this makes me really uncomfortable. My mom thinks it’s silly I am uncomfortable, but I don’t know what to do. Should I just accept it and go to the appointment?

Great question! It can be a little awkward to think about seeing a new doctor, whether male or female.  As a start, ask your mom why she thinks you need the appointment. Reasons might be a vaginal infection, bad cramps, contraception, or other health issue. For many complaints including routine check-ups, your primary care provider may have the training and experience to address these issues.  You may be more comfortable with a male or a female doctor, but there are a few things you should keep in mind before you make a final decision. Do they come highly recommended? Do they have good reviews? Do they have lots of experience with people your age? Do you feel comfortable?  If your primary care agrees that you need an evaluation with a gynecologist, then ask for some names of male and female gynecologists. There may be a female GYN in the same office as your mom’s doctor.  What is important is that you are comfortable with the gynecologist you see. You might want to have an interview with the new doctor first before deciding about an exam.  Recommendations are important, but so is your comfort and this goes for all health care providers male or female. Good luck!

MRKH: Opciones de Tratamiento

MRKH butterfly in handsSi se te ha dicho que tienes MRKH y que tu vagina es incompleta o ausente, tienes las siguientes opciones:

  1. No tienes que hacer nada.
  2. Puedes crear una vagina sin cirugía, usando dilatadores que expanden y estiran tu vagina existente con el tiempo, usando presión intermitente. Es un procedimiento no quirúrgico y un enfoque natural sin efectos secundarios.
  3. Puedes tener un procedimiento quirúrgico (la vaginoplastia) o una combinación de cirugía y dilatación.

Recuerde que tienes el control de tu propio cuerpo. La decisión de crear o no crear una vagina debe ser tuya y si decides que quieres hacerlo, ¡cuándo lo haces debe ser tu decisión también! Si no estás planeando tener relaciones sexuales vaginales, no es algo que tengas que hacer. Si planeas tener relaciones sexuales vaginales ahora o en el futuro, creando una vagina es algo que tal vez quieras considerar.

Aparte de no hacer nada, hay tres enfoques básicos para ayudarte a expandir o crear una vagina. Si estás pensando en el tratamiento, te recomendamos que consideres usar los dilatadores primero. Todas las opciones quirúrgicas requieren anestesia general y el uso de dilatadores después de la operación; entonces, la cirugía no es una solución rápida ni una manera de evitar la necesidad de usar dilatadores.

Las normas aceptadas de atención

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos recomienda dilatadores vaginales sin cirugía como el tratamiento óptimo para crear una vagina. Los proveedores de servicios médicos reconocen que este tratamiento es muy efectivo, no invasivo y no tiene los riesgos asociados con la cirugía y la anestesia.

Dilatadores: A veces, el uso de dilatadores se refiere como el Método de Frank, el cual lleva el nombre del primer proveedor de servicios médicos que se hizo famoso por introducir un tratamiento que una mujer joven podía hacer sola, en la privacidad de su propio hogar. Los dilatadores originales estaban hechos de vidrio. A principios de los años 1980, otro proveedor llamado Dr. Ingram creó dilatadores plásticos de varios tamaños que fijaban a un asiento de bicicleta. A las mujeres jóvenes se les enseño a dilatar usando este asiento especial en una bicicleta estática. El Programa de Ginecología en el Hospital Infantil de Boston no recomienda el Método de Ingram porque es difícil e incómodo usarlo.

Hoy, los dilatadores de plástico duro han reemplazado los dilatadores de vidrio. Hay diferentes tipos de dilatadores que son disponibles, pero los más recetados vienen en un conjunto con diferentes tamaños entre XS-L. El dilatador más pequeño es similar al tamaño de un tampón delgado. Empezando con el más pequeño, una mujer joven aprende a sostenerlo y aplicar presión para expandir su vagina. Al principio, se usa la mayoría del dilatador como un “mango” (ya que no mucho puede entrar). Luego, mientras la vagina expande, se puede insertar más del dilatador en la vagina. Si eres una paciente en el Hospital Infantil de Boston y eliges este método de tratamiento, un(a) clínico(/a) calificado(/a) te enseñará a usar los dilatadores. Te llevarás un dilatador a casa y deberías planear usarlo dos veces al día por unos 15-20 minutos.

¿Tiene éxito el tratamiento con dilatador?

El tratamiento del dilatador tiene mucho éxito. Sin embargo, puede haber diferencias en el éxito del tratamiento, principalmente relacionadas con la enseñanza y la pericia de los proveedores de servicios médicos que enseñan este método a sus pacientes.

Asegúrate de que trabajes con un programa de ginecología que tiene una tasa de éxito de por lo menos 85-95% para ayudar a sus pacientes a crear una vagina funcional. Deberías preguntar al ginecólogo(/a) a cuántas pacientes trata por mes/año que tienen agenesia vaginal (una vagina incompleta o ausente) y su tasa de éxito. Si el programa o proveedor(a) de servicios médicos con el que trabajas tiene una tasa de éxito baja, es probable que te frustres durante el tratamiento, tengas una mala probabilidad de éxito y por lo tanto estés en alto riesgo de requerir un procedimiento quirúrgico.

¿Con qué frecuencia tengo que ver a mi ginecólogo(/a)?

Si decides usar los dilatadores para crear tu vagina, se te programará para regresar alrededor de una vez cada 1-2 meses, depende de si tienes que viajar lejos. En el Hospital Infantil de Boston, ofrecemos la opción de seguimientos de Telesalud para pacientes que son elegibles. Es MUY importante mantener tus citas con tu ginecólogo(/a) para que él/ella pueda evaluar tu progreso para ver si estás aplicando presión en el lugar y ángulo correcto. A medida que tu vagina extienda, tu ginecólogo(/a) te dará el siguiente (un poco más grande) dilatador.

¿Cuáles son las opciones quirúrgicas para crear una vagina?

La intervención quirúrgica para crear una vagina, también conocida como la vaginoplastia, supone el uso de tejido o piel de otra parte de tu cuerpo (como el intestino o las nalgas) para crear una vagina.

  • El procedimiento de McIndoe: Se crea una vagina con un injerto de piel, usualmente de las nalgas o de un material especial parecido a piel y un molde vaginal. Las mujeres jóvenes que se someten a este procedimiento tienen que guardar cama en el hospital por una semana después para que la vagina recién creada se sane. Después de la operación, tienen que usar un dilatador blando todo el tiempo por unos 3-6 meses, extrayéndolo solo para usar el baño. Aunque se crea la vagina más rápidamente con la cirugía, todavía es necesario usar un dilatador después.
  • El procedimiento de Williams: Este procedimiento supone la creación de una “bolsa” vaginal. A veces se usa cuando otros procedimientos quirúrgicos han fracasado. Es más popular en Europa que en los Estados Unidos. Los dilatadores son necesarios después del procedimiento, pero solo por unas 3-4 semanas, en vez de hasta 6 meses (que es más típico con el procedimiento de McIndoe). Lo malo de este procedimiento es que el ángulo de la vagina recién creada puede ser anormal y el aspecto cosmético puede ser no ideal.
  • La vagina intestinal: Es una operación importante que supone la creación de una vagina usando una sección del intestino. La recuperación requiere 4-6 semanas de curación de la cirugía y es necesario usar un dilatador después. Las mujeres jóvenes que se someten a este procedimiento usualmente sufren flujo vaginal crónico, requiriendo que usen una compresa todo el tiempo.
  • La laparoscopia – El procedimiento de Vecchietti: El procedimiento de Vecchietti combina el uso de dilatadores y una intervención quirúrgica. Esta técnica (que lleva el nombre del médico que lo desarrolló) supone la aplicación de un aparato de tracción al abdomen exterior (el estómago) de una joven. Esto se hace durante una laparoscopia mientras la paciente está anestesiada. Al mismo tiempo, se pone una cuenta plástica (más o menos el tamaño de una oliva) en el espacio vaginal y se sostiene con un cordel que pasa por la vagina, por la cavidad abdominal, hasta el aparato de tracción (el cual está fijado a la piel fuera del abdomen). Se forma la vagina usando presión continua, 24 horas cada día. Se pone la tensión girando la “manivela” que está en el exterior de la pared abdominal. La tensión tira de la cuenta plástica hacia arriba, alargando la vagina. La vagina puede ser creada en unos 7-10 días, pero requiere una hospitalización larga para terminar el proceso. Después, un procedimiento secundario con anestesia es necesario para quitar el equipo. Es muy importante comprender que este procedimiento también requiere el uso de dilatadores vaginales. Además, el mecanismo de tracción es aparatoso y a menudo incómodo. El procedimiento de Vecchiette es popular en Europa, pero no se practica frecuentemente en los Estados Unidos.
  • El procedimiento de Davydov: El procedimiento de Davydov es un tipo de procedimiento quirúrgico para crear una vagina usando el propio revestimiento peritoneal de la paciente. El peritoneo es una membrana que reviste las paredes de las cavidades abdominales y pélvicas. Mientras la paciente está anestesiada, se hace una incisión (un corte) donde la abertura vaginal debe estar. Se hace(n) otra(s) incisión(es) cerca del ombligo para permitir la inserción de un instrumento delgado en la cavidad peritoneal. El revestimiento peritoneal se baja y se sutura en su lugar en la abertura vaginal. Se sutura cerrada la parte superior del recién creado canal vaginal. Se rellena el espacio vaginal con gasa. Se quita la gasa típicamente dos días después de la operación. Después de quitar la gasa, la paciente tiene que usar dilatadores vaginales de varios tamaños unas veces al día por varios meses o hasta que se vuelva sexualmente activa. El objetivo no es obtener longitud o anchura adicional sino mantener la (recién creada) vagina y prevenir la cicatrización. La mayoría de las mujeres que se someten a este procedimiento se queda en el hospital durante la noche en observación y luego regresa para seguimientos dentro de 7-10 días después de la cirugía.
Asegúrate de que trabajes con un equipo de profesionales médicos experimentados que son sensibles a tus sentimientos y preocupaciones. Cuando estás decidiendo qué tratamiento es mejor para ti, es importante recordar que los dilatadores son la norma de atención y deben ser probados antes de que se considere la cirugía. Dicho esto, nunca deberías sentirte presionada para crear una vagina. ¡La elección de ponerte en tratamiento o no siempre debe ser tuya!

 

I have been fat since childhood. I think I might have an eating disorder. I feel guilty after eating my meal, and then weigh myself like 100 times in an hour. I want to lose about 10 kg. What is your advice?

It sounds like you could benefit from meeting with a qualified mental health provider to discuss the feelings of guilt you have around eating as well as working to improve your body image. If you are feeling guilty when you eat and weighing yourself often, that’s not a time that you want to be trying to lose weight because chances are that you will do so in an unhealthy or even dangerous way. Try to eat regular, balanced meals with a focus the nourishment you are providing your body, find some type of movement that you enjoy doing, and working on your mental health. You can also work with a Registered Dietitian who specializes in eating disorders to help you approach your relationship to food in a healthy way.

Preparing for Your Virtual Gynecology Visit

Due to the COVID-19 pandemic, many health care providers including gynecologists are now seeing their patients virtually either with Zoom or another web-conferencing platform. Many teens have never had a virtual doctor’s appointment so it’s completely normal to feel a bit stressed the first time. Some teens might assume that since they are not actually going to their provider’s office, they don’t have to take it seriously, but that isn’t the case. It’s actually super important to understand that your virtual visit is just as important, and to prepare for it. Being prepared for your virtual visit will make you feel less stressed and more in control.  

How can a gynecology appointment be virtual?

You are most likely used to seeing your gynecologist in-person; however, many offices are now offering virtual visits for safety reasons. The good news is, many gynecology concerns don’t really need to be addressed in person. Examples of some concerns that are perfect for a virtual visit include: birth control pill refills and period problems. Other issues may require an in-person visit for an exam, such as a new vaginal discharge. If you feel that your concerns would be better addressed in-person, ask to speak with a nurse. The staff will figure out the best way for your needs to be met.

What should I do to prepare for my virtual appointment?

It’s very important that you and your parent/guardian (if you are under 18 years old) are prepared ahead of time for your virtual visit. You should receive an email 24-48 hours before your appointment that confirms the date/time and name of the provider. This email will contain everything you need to know for your virtual visit. It’s very important that you don’t delete the email because it contains: the web address, appointment ID number (similar to a username), and the appointment password. Make sure that you save the email or print it and keep it in a safe place so it’s handy on the day of your appointment. If you are unfamiliar with the web-platform that your provider is using, instructions will be included in your confirmation email.  

Here are some helpful tips on how to prepare for your Virtual GYN Visit:

  • Check your internet connection – Test out your internet connection with a friend or family member ahead of time. Choose a space in your home (for the visit) where you have a strong internet signal.
  • Choose a quiet location – Treat your virtual visit like an in-person visit. Try to avoid any distractions in the background such as loud noises, other people and pets. This is your visit, make the most of it.
  • Privacy – Make sure to pick a quiet and private place in your home, before your virtual visit starts. If you are under 18 years old, your Gynecologist may want to speak with you alone, before they invite your parent or guardian to join. Use this opportunity to ask confidential questions. Your provider will tell you when you can invite your parent or guardian to join the virtual visit.
  • Bring questions – Just like an in-person visit, it’s a good idea to write down any questions you might have for your Gynecologist before your appointment.
  • Be ready – Make sure you are awake, dressed, and ready for your appointment. Your provider may only wait a certain amount of time until you are considered late, or a “no show.”
  • Join the virtual appointment early – You should be able to join your virtual visit before the actual start time. Try to log on about 5 to 10 minutes before the appointment. If you have any trouble, call the GYN office right away so they can trouble shoot the issue as quickly as possible.

What else can I accomplish virtually?

Appointments are not the only virtual aspect in healthcare! Many providers are now using an electronic medical record system that includes a patient portal. Through a patient portal, you can look up laboratory or imaging results, your medication list, and healthcare summaries. You can also message the schedulers, nurses, or your providers. If you are interested, ask how you can sign up and access the patient portal.

How can I stay motivated to eat healthily and the right way for PCOS? Sometimes I feel restricted and just want to eat whatever I want and then my body fights back. I am not sure how to change my mindset around food and eating for PCOS. Please help!

PCOS iconsGreat question! It sounds like you’re aware that your body feels better when you are making healthier choices which is good motivation right there. However, the more restricted you feel around the foods that you want to eat, the more likely you are to crave them and overindulge when you do “allow” yourself to have them. In order to prevent this from happening, try to figure out ways to work your preferred foods into your daily life in a way that will be satisfying but not cause your body to “fight back.”

For example, if there is a sweet treat food that you’d like to enjoy, make sure to have it immediately after a meal in order to decrease the effect on your blood sugar (and enjoying it when you’re not too hungry might also cause you to eat less of it). Or, you can try to find a healthier alternative to the food that you crave such as whole fruit instead of juice, frozen greek yogurt instead of ice cream, or baked potato wedges instead of french fries. It might also help to try to eat your preferred foods in a mindful way in order to really savor them so that you can enjoy them without eating them in excess if that causes your body to react in a negative way.